martes, 26 de febrero de 2008

Y cuando me muera que me hagan estatua..

Aviso: El siguiente post puede contener imágenes que pueden resultarles desagradables a algunas personas.

Bueno la verdad es que hace tiempo que las posibilidades postmortem no se limitan a una caja y tierra, y aunque algunos seamos partidarios de donar los órganos ( soy donante acreditado )para ayudar a otros médicamente, otros creen que pueden ser mucho más originales y deciden......hacerse estatuas.

Gunther Von Hagens, artista y científico alemán, lleva desde 1977 perfeccionado una técnica conocida como Plastinación

Los cuerpos que se usan para esta técnica son cadáveres reales de gente que, en su mayoría, los donan voluntariamente para este fin. No todos las creaciones se usan como estatuas, ya que muchas son utilizadas como magníficos ejemplos de anatomía real, y por ello Von Hagens tiene encargos de muchas instituciones médicas

La técnica usada es realmente impresionante, de una forma resumida se trata de un embalsamado que mata todas las bacterias que descomponen los tejidos. Posteriormente una disección de la piel y los tejidos grasos. Extracción del agua y las grasas corporales e impregnación forzada de un polímetro ( silicona o poliéster ), por inmersión en una cámara de vacío. Posicionan los órganos de la forma que desean, fijándolos con medios mecánicos como cables, grapas y demás. Finalmente, el endurecimiento de la creación que depende del polímero usado.

El proceso total puede llevar alrededor de un año en finalizar y los resultados son simplemente impresionantes.

¿Alguien se atreve?

Sin duda queda mucho más original que tener la urna de las cenizas sobre la chimenea, ¿no?.

Actualización:La exposición llega a Madrid y Barcelona. http://www.bodiesspain.com/

Fuentes:

http://www.taringa.net/

Exposición permanente

3 comentarios:

ChT dijo...

Coincido contigo en que es mucho mejor la donación de órganos. Pero cuando esta no es posible quizá esta pueda ser una solución siempre y cuando se use con fines didácticos o para contribuir a la ciencia pero no creo que sirva de mucho como ornamento, ni decoración, ni como "arte".
Lo de siempre, yo quiero que se done lo que sea útil y lo que no sea útil que se incinere (siempre y cuando no sea contaminante) y mis cenizas que las tiren en un sitio bonito para que, cuando quieran ir a "verme" o recordarme, tengan que viajar aposta a ese lugar. El lugar no lo elijo yo. Que lo elija el que va a venir a verme.

Pluskys dijo...

Pues yo sí lo veo decorativo, siempre me llamaron la atención, desde que las vi por primera vez. Es más, yo sí pienso que es arte, a ver quien se atreve a poner límites a la creatividad.
Por cierto, vaya proceso, vaya curro que tienen "los muñequitos"

Charly dijo...

ChT estoy totalmente de acuerdo contigo en que donar los órganos para ayudar a otros es lo mejor que puedes hacer con tu cuerpo cuando ya no te sirve.

Pluskys por ese tratamiento son tan sumamente caras estas creaciones.

Gracias por pasaros.