jueves, 9 de agosto de 2007

Gracias Maestro...

Me encuentro de repente con un espacio público en el que escribir para que la gente que así lo desee pueda reflexionar, entretenerse o simplemente reírse un rato de los pensamientos simples de una persona normal y corriente. ¿Qué miedo no?, pero vamos a ello.

Dicen que es de bien nacido ser agradecido y como mi madre sufrió lo suyo para que mi alumbramiento fuese lo más correcto posible, creo que me veo en la obligación moral de devolvérselo cumpliendo mi parte del trato.

Así pues me dispongo a ello y resulta que no es una tarea tan fácil como pudiera parecer.

En primer lugar, que menos que agradecerle a mi amigo ChT que me haya ayudado a moverme por este mundo para mí desconocido de los Blogs, ya que ha sido la influencia más directa para que ahora estéis leyendo estas líneas en un entorno digital y abierto a tanta gente.

Claro que vamos a ir hilando algo más fino, si soy capaz de comprender las palabras que estoy escribiendo es porque alguien me enseñó a leer y a escribir. Y si tengo pasión por la lectura es porque mis padres desde muy pequeño la sembraron en mí regalándome siempre algún libro por navidad o si aprobaba mis asignaturas ( noches maravillosas arropado hasta la cintura y leyendo los libros de “Los Hollister”,“Los cinco” y demás ).

En ocasiones veréis en este blog fotografías tomadas y/o retocadas por mí, y la verdad es que tengo que darle las gracias a gran cantidad de gente que desinteresadamente ha colgado sus tutoriales de programas de retoque, porque gracias a ellos he aprendido a desenvolverme en este campo con mayor o menor soltura.

Y así pasa con todas las cosas que me rodean, desde quién me mostró el primer ordenador, hasta mi novia que me ha enseñado que quizás las cosas que tengo que decir no sean ninguna tontería y merezcan la pena, hay muchísimas personas que me han acompañado en cada etapa de mi vida y creo que prácticamente de todas he aprendido algo. Por eso considero que son maestros en mi vida.

Resulta que la wikipedia da un significado correcto y preciso para maestro , pero hasta el día en que publico este post no leo lo que, para mí, es la parte más importante de un verdadero maestro para con su discípulo, inculcarle la ilusión por aprender.

Cualquiera que haya leído las maravillosas historias de Omalaled en Historias de la ciencia sabe que se pueden aprender muchísimas cosas de una forma amena que nos conduce a desear aprender algo más.

Tenía un profesor que solía decir que si enseñas a un alumno normal la solución de un problema lo olvidará en un tiempo récord, pero si le implicas en el problema para que desee conocer la solución no lo olvidará nunca.

Me gustaría de veras que este fuera un espacio en el que todos pudiéramos hablar de inquietudes varias sin necesidad de que sean grandes problemas metafísicos ( o incluso siéndolo ), e intentar dar una vuelta de tuerca y explicar las cosas que siempre nos hemos preguntado en nuestra cabeza pero que hemos apartado al creer que eran estupideces o demasiado complicadas para nosotros.

De esta forma me encantaría que todos fueseis un poco maestros míos, y no me refiero a que me metáis en problemas, sino a que juntos nos ayudemos a desear seguir aprendiendo en todas las parcelas de la vida.

Gracias Maestros.

5 comentarios:

ChT dijo...

Como alguna vez hemos dicho: "entre colegas no debemos agradecernos nada". Tan solo debemos seguir ahí, luchando lo malo y compartiendo lo bueno, ayudándonos. Por lo que quiero decirte que no temas nunca que estaré para lo que necesites. Y que uno de tus principales fans y amigo lo puedes encontrar en mi.

Un abrazo.

Charly dijo...

¿Cómo decirte sin repetirme?...
Gracias maestro...amigo

Anónimo dijo...

Si sigues los pasos del chete seguro que te irá bien. De buenos maestros salen buenos pupilos. Ánimo y ya tienes otro lector más.

Salud.

Charly dijo...

Gracias lector anónimo, es curioso...se habla mucho de los escritores anónimos y poco de los millones de lectores anónimos.

Me alegra que uno se decida a escribir aquí.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Cuanto mamoneo... ¡Que se besen! ¡Que se besen!

Pese a todo, un abrazo anonimo